Cerebro en forma

Tranquila que no hay necesidad de volver a la universidad. Aunque si es lo que deseas, perfecto. Muchas personas deciden estudiar la carrera de sus sueños después de los cincuenta. Mi total admiración para ellas. Pero este artículo no va en esa dirección . ¿Has notado que ahora tu memoria no es la misma que antes? ¿O que al leer un manual de instrucciones del aparato que acabas de comprar te impacientas y lo dejas a un lado? ¿Te has escuchado a ti misma diciendo “es que a mí me atropella la tecnología”? Te tengo buenas noticias. No es que tu cerebro haya disminuido de tamaño, tampoco te has vuelto menos inteligente. Simplemente, tu cerebro se ha vuelto un poco perezoso.

EL CEREBRO: EL CAPITÁN DEL BARCO

38552340730_285e7be024_z

“Tu cerebro es el centro de mando y control de tu organismo…La forma en que tu cerebro funciona en cada momento determina cómo piensas, sientes, comes y practicas ejercicio, e incluso tu forma de hacer el amor” (Tomado del libro CAMBIA TU CEREBRO, CAMBIA TU CUERPO, escrito por el Dr. Daniel G. Amen).

Elegí esta introducción para mostrarte cuán importante es tu cerebro. Usualmente lo relacionamos con las habilidades matemáticas, la memoria y la concentración. Como puedes ver, la cosa va mucho más lejos. Te preguntarás por qué estoy hablando del cerebro y de la cincuentañez si todavía te sientes llena de vida y eso de los olvidos es algo que le pasa a todo el mundo. Bien, tu cerebro, literalmente, tiene todo que ver en la forma como has vivido hasta ahora, como vives hoy y como vivirás los años que vienen y a los que les tememos tanto. La vejez es un tema que a nadie le gusta, pero a menos que mueras joven, llegará en algún momento.

Ahora que tengo tu atención, quiero proponerte unos puntos básicos para tener en cuenta a la hora de pensar en tu cerebro, cuidarlo y aprovecharlo al máximo:

  • Valora tu cerebro. Dicen por ahí que uno valora las cosas cuando no las tiene. Es falso. Valorar las cosas ahora sí es posible, pero se necesita algo de conciencia y conocimiento. Tu cerebro es un órgano tan complejo y maravilloso, que todavía no se ha inventado la máquina que logre realizar tantas funciones como él (recuerda que el cerebro hace mucho más que operaciones matemáticas). Tu cerebro está relacionado con la manera como ves el mundo, con tu carácter y en general, con tu calidad de vida. Más adelante verás por qué este es el primer punto.

466579055_e9e3e04d6e

  • Tu cerebro es un órgano muy frágil. Claro que es frágil, es blando, viscoso y si se daña algo dentro de él, la función relacionada con ese lugar, se ve afectada a veces, irremediablemente. Sientes que te estoy haciendo sentir miedo, ¿verdad? No es mi intención pero es importante que te quede claro lo importante que es cuidar de su integridad física. No es gratis Es que tu cerebro esté guardado en una caja dura llamado cráneo, pero no es tan dura como para resistir un trauma fuerte. Tu cerebro no está diseñado para resistir un golpe contra el parabrisas de tu auto o contra el pavimento. Usa el cinturón de seguridad SIEMPRE y un casco protector si practicas deportes que lo necesiten. Ponte el cinturón de seguridad antes de empezar a rodar  (ojalá antes de encender el carro) y entrega las llaves si vas a beber licor.

2289097493_0d816b1b49

  • Hábitos sanos, son vida y bienestar para tu cerebro. Imagina que tu cerebro es tu cuenta bancaria. Si en ella tienes suficiente dinero y tienes que hacer un gasto imprevisto, digamos que tienes con qué responder tranquilamente. Pero si al contrario, no tienes mucho, la cosa se pone difícil. Volviendo al cerebro, todos nacemos con el mismo potencial en el cerebro, o sea con un potencial para responder a eventos como caídas, accidentes cerebrovasculares, etc. Esta reserva se va reduciendo con el consumo de alcohol, drogas, cigarrillo, dulce, poco sueño y golpes en la cabeza. La buena noticia es que puedes aumentar tu reserva mejorando tus hábitos.

Como puedes ver, no he hablado de hacer crucigramas, ni de aprender otro idioma. Primero, lo primero, o sea, la protección de tu cerebro.

AHORA SÍ, A LO QUE VINIMOS. ¿CÓMO TENER TU CEREBRO EN FORMA?

8197671135_e160a60b37_b

Te tengo una lista de aspectos a tener en cuenta para que tu cerebro esté en forma:

  • Sigue una alimentación saludable que incluya proteínas  grasa, fruta, verdura, frutos secos, grasas saludables (ya sé que te lo dicen todo el tiempo, pero ni modo…una buena alimentación es fundamental para casi todo). El consumo de varias raciones de fruta al día mejora el funcionamiento de tu cerebro.
  • Toma vitaminas y minerales. Básicamente la alimentación de una persona promedio no alcanza a tener todos los elementos de una dieta saludable. Queda pendiente ampliar esto de las vitaminas (es que nos venden muchas cosas que no nos sirven para nada y otras de calidad excelente).
  • Realiza algún tipo de actividad física. El ejercicio estimula el riego sanguíneo, oxigena tu cerebro y te permite mejorar la respuesta al estrés. Además te hace sentir bien, ya que hace trabajar tu laboratorio químico interno para sentirte más alegre y tranquila.
  • Duerme bien, ya que al hacerlo el cerebro funciona mejor, estabiliza el apetito y la piel se mantiene más saludable. No todo el mundo necesita la misma cantidad de horas para dormir, pero hay que procurar que esas que duermes, sean de calidad.
  • Medita. Tranquila que no te estoy diciendo que te pongas en loto durante horas (si lo haces, excelente). Puedes dedicarle unos pocos minutos a estar tranquila, respirando de manera consiente. No tienes que estar en una posición específica. Puedes hacerlo mientras te tomas un café humeante y delicioso, mientras miras el atardecer o mientras conduces.  Ahora bien, si logras sacar unos minutos para estar a solas y en paz, pues mejor. La meditación activa la parte más introspectiva de tu cerebro lo cual te permite tomar mejores decisiones. Durante la meditación tu cerebro descansa.
  • Aprende a relajarte, así tendrás un mejor manejo del estrés, estarás de buen humor, bajarás la presión sanguínea y subirán tus defensas. Cada persona tiene su propina manera de relajarse. Si no sabes cómo, hay muchos videos que te guiarán (por favor, debes ser selectiva y sentir que de verdad te sientes bien siguiéndolos). Sin embargo, hay muchas actividades relajantes dependiendo de tus gustos: bailar, cantar, escuchar música, cocinar, etc.
  • Agradece más. Esto te permite ver las cosas buenas de tu vida y dejas de centrarte en los problemas y en las carencias.
  • El sexo es excelente para el cerebro (entre muchas otras cosas), ayuda a reducir el estrés, aumenta la inmunidad y te hace caminar por la vida con más alegría. Si no tienes pareja, sé creativa (aprende a amarte a ti misma). Pero ojo…no es una obligación. Realmente nada lo es. Lo mejor para tu cerebro es lo que te hace sentir bien.
  • Equilibra tus hormonas. ¿Te ha pasado que sientes que tus hormonas se enloquecieron? Un día feliz, otro la vida no vale nada, otro furiosa. Bueno, no te enloqueciste, pero quizás tus hormonas sí. Podrías hacerte un chequeo a ver cómo andan esas niñas traviesas y recibir de tu médico alguna recomendación.
  • Si tus emociones andan desbordadas, recuerda que puedes buscar ayuda profesional.  Tu salud mental está directamente relacionada con tu salud física y tu bienestar general.

Como puedes ver, cuidar el cerebro es una prioridad. Más adelante hablaremos de los beneficios de aprender cosas nuevas, la música, el baile, los idiomas y muchas otras formas de mantener el cerebro activo y en forma.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: