Yo supongo, tu supones, nosotros suponemos

Hay verbos que nos meten en problemas, nos complican la vida y sobre todo,  deterioran nuestras relaciones. Entre ellos hay uno que tiene gran protagonismo en la vida de muchos de nosotros: el verbo SUPONER. Seguro han sufrido las consecuencias de conjugarlo. Les daré varios ejemplos:

+ He llamado a Pepita varias veces y no me contesta. SUPOSICIÓN: Debe ser que se disgustó por algo que dije. LO QUE PASÓ: Pepita estaba en cine y dejó el teléfono en silencio.

+ Son las dos de la mañana y mi hija no llega. Tiene el celular apagado. SUPOSICIÓN: Se accidentó o le pasó algo horrible. LO QUE PASÓ: Se quedó dormida y tenía el celular descargado.

+ No encuentro una plata que tenía guardada. SUPOSICIÓN: Me la robó la empleada del aseo. LO QUE PASÓ: Le presté dinero a una amiga y se me olvidó.

+ Mi pareja no me habla. SUPOSICIÓN: Debe estar pensando en otra persona. LO QUE PASÓ: Tiene dolor de cabeza.

+ Mis amigas se reunieron sin mí. SUPOSICIÓN: Me están sacaron del “parche” (grupo). LO QUE PASÓ: Se encontraron en el centro comercial por casualidad y aprovecharon para tomar un café.

Y bueno, ejemplos hay millones. Yo elegí unos cuantos que son bastante comunes, pero…¿no se han fijado que cuando suponemos casi siempre pensamos en lo peor?

ANTICIPADORES DE CATÁSTROFES

volkswagen-beetlle-3345949_1920

Por ahí leí un refrán que me pareció muy gracioso “piensa mal y acertarás”. Si están sonriendo debe ser que les ha pasado alguna vez. Se nos pierde la billetera y el primer pensamiento que viene a la cabeza es, ME ROBARON.  Nos aparece un dolor raro, CÁNCER. Se nos olvidan las llaves dentro del carro, ALZHEIMER. Pero, hablando en serio, ¿de dónde vienen esos pensamientos catastróficos y por qué a medida que cumplimos años son reiterativos? Yo diría que al llegar a cierta edad, hemos vivido muchas experiencias difíciles, las noticias de los medios son en su mayoría negativas, a eso podemos sumarle el cine, la televisión, internet y bueno…la mente nos juega malas pasadas.

‘¿Recuerdan que cuando estábamos jóvenes éramos casi indestructibles? La muerte, la enfermedad, eran cosas que les pasaban a los demás, no a uno. Pero yo me pongo a pensar. ¿Será que la mente catastrófica sirve para algo? Alguien podría decirme que es obvio que sirve, que se pueden prevenir accidentes o desastres.

grave-674443_1920

Tomemos un caso concreto. Una mujer siente una pequeña protuberancia en uno de sus senos y en un santiamén supone que tiene cáncer, por lo tanto seguro le harán una mastectomía, después con la quimio se le caerá el pelo, no le servirá, morirá, su marido se casará con esa peliteñida que le coquetea en el club, los niños terminarán siendo criados por una madrastra que los maltratará,  a causa del trauma uno de ellos será drogadicto… (historia sin fin… también he visto telenovelas). ¡Y TODAVÍA NO HA IDO AL MÉDICO!. ¿Entienden mi punto?

LA LOCA DE LA CASA

man-2546791_1920

Dicen que la mente es la loca de la casa. Yo también he usado esa frase  y digamos que en parte es cierto. Pero no siempre está loca. De hecho gracias a ella somos seres pensantes, soñamos, imaginamos, creamos, nos comunicamos, amamos. Pero cuando esa mente queda a merced de la emoción, dejando a un lado la razón y el sentido común, la loca hace fiesta.

Yo no estoy en contra del acto de suponer. Suponer implica tomar una información previa y a partir de allí, intentar anticipar situaciones, fenómenos, reacciones y consecuencias. Hasta allí, perfecto. Pero cuando las suposiciones se basan sólo en nuestros temores, traumas, resentimientos, sueños, emociones en general y dejamos a un lado la lógica, la cosa se complica. Y si a eso le sumamos que hay demasiadas cosas que se salen de nuestro control, pues el verbo suponer se convierte en enemigo de nuestra paz y calidad de vida.

dancing-156041_1280.png

Y bueno, entonces ¿qué podemos hacer? Yo no tengo todas las respuestas. Pero puedo contarles lo que hace más de una persona antes de caer en la tentación de anticipar catástrofes, sufrir horas, días, noches, meses de locas suposiciones. Aunque suene tonto, unos optan por detenerse y RESPIRAR. En serio. Es como poner freno de mano. Al respirar nuestras emociones bajan de intensidad y la cabeza se aclara. Otros son más prácticos,  preguntan, investigan (en fuentes confiables), comprueban, verifican.

Pero hay situaciones en las que no podemos hacer ninguna de esas cosas, porque nada está dentro de nuestro control y sólo nos queda esperar. No hay más remedio que ayudarle a esa loca de la casa a que se calme, ocupándola. Ustedes me dirán, que cuando la loca anda haciendo de las suyas no la para nadie. Bueno, al menos se entretienen tratando de ocuparla. Cada uno tiene sus propios trucos. Mi mejor amiga me llamaba a las dos de la mañana (no la mataba porque yo era noctámbula por esos tiempos) y después de que se desahogaba, se relajaba. Pero cada uno irá encontrando sus propios trucos en el camino.

La vida es muy corta para ir anticipando catástrofes que quizás nunca lleguen y si llegan pues ya veremos cómo las enfrentamos. Mientras tanto, a vivir lo mejor que podamos, al mejor estilo de CINCUENTAÑEZ Y MÁS, o sea, AL MÁXIMO.

 

 

 

 

 

2 comentarios sobre “Yo supongo, tu supones, nosotros suponemos

Agrega el tuyo

  1. Interesante tema. En ocasiones por suponer se puede perder la paz interior. Es mejor esperar, preguntar y gestionar para evitar perder la tranquilidad antes de tiempo o tal vez de manera innecesaria.

    Me gusta

  2. Suponer es humano. Tenemos necesidad de respuestas, de saber más, de llegar a las causas, conocer las razones, ir más allá. Y eso está bien. El problema es quedarnos en la mera suposición. Ahí es cuando “armamos tremendas películas”, nos preocupamos innecesariamente, nos llenamos de motivos, de miedo, de resentimientos, de esperanzas a veces sin fundamento.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: