Homenaje a las amigas

Este no es un artículo sobre la AMISTAD. Lo dice claramente el título: es un homenaje. Conté con la valiosa y amorosa colaboración de un grupo de mujeres que me prestaron sus palabras. Podría decirse que tuve el honor de tejerlas con algunas de las mías. Con ustedes, LAS AMIGAS, escrito a muchas manos.

Las amigas

Son cómplices, confidentes, complemento, un día son polo a tierra, otro, alas de libertad. Cada una, un universo, locas, misteriosas, distantes, prácticas,vanidosas, raras, lógicas, soñadoras, maternales, bravas, complicadas, maravillosamente diversas.

Hay amigas faros de luz, cuando las nubes deciden tomar asiento, otras bastón, cuando nos faltan las fuerzas. Están las amigas maternales, puro cobijo y consejos y no menos valiosas, las amorosamente dominantes.

Imposible dejar pasar a las amigas de juerga, de risa, vinos, de noches en vela, que nos recuerdan no todo es tan serio.

Dicen que las amigas son hermanas que hemos elegido. Y también dicen que algunas amigas, al lograr sincronía con tu alma, son luz, vida, energía.

Algunas tenemos la fortuna de tener amigas de sangre (hermanas, primas, tías, abuelas, madres) y ni hablar de las amigas con quienes compartimos pasiones y sueños.

Cómo olvidar a esas amigas que por un tiempo tuvimos cerca y ahora están tan lejos… y a las las que ya no están…pero estuvieron.

Y para terminar, están las amigas que al mismo tiempo son almas gemelas; que no saben de distancias, ni de tiempos; de lo que sí saben, es de amar sin condiciones.

Sumamos años y con ellos, también sumamos vidas compartidas: la niñez entre juegos y pilatunas; la adolescencia, mientras intentamos saber quiénes somos, nos enamoramos del amor y también aprendemos a sobrevivir con el corazón roto; la adultez con las responsabilidades y los deber ser; la cincuentañez y más, con las ganas de vivir y la experiencia suficiente como para no tener que cometer una y otra vez los mismos errores. Y en cada etapa, están, como tesoros, como regalos, las AMIGAS.

Las amigas en tiempos confinados

No sé si a ustedes les está pasado lo mismo que a mí, pero en este tiempo, en el que parece que hago parte de una extraña película, las amigas han cobrado un nuevo valor. Hoy agradezco la vida cada una de ellas, su risa, sus ocurrencias, sus consejos (aunque a veces no los siga), sus oídos prestos para escuchar (con tanta paciencia), sus historias (de todas clases), las discusiones (que a veces no llegan a ninguna parte), su respeto a pesar de las diferencias y por sobre todo, su amor. Me gusta que eso que algunos llaman destino, con sus misteriosos hilos, haya permitido nuestro encuentro.

Siento que se nos está dando la oportunidad de relacionarnos de nuevas maneras; puedo parecer soñadora (lo soy, no lo niego), pero creo que al fin estamos aprendiendo a vernos con los ojos del alma y a abrazarnos con el corazón.

¡Gracias a la Vida por las Amigas!

4 comentarios sobre “Homenaje a las amigas

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: