Volver a empezar

Photo by Anete Lusina on Pexels.com

El año comienza. La verdad es que sólo comienza como concepto. Pero, eso es nuestra vida ¿no? Conceptos, creencias, construcciones sociales y personales. Y aunque podríamos decir que entre el 31 de diciembre y el 1 de enero hay solo un segundo, todos sentimos que se nos abre un nuevo camino con oportunidades sin estrenar y sobre todo, sentimos que tenemos la posibilidad de hacer una especie de borrón y cuenta nueva, empezar de nuevo.

Ese año que sentimos que termina es casi una invitación para auto evaluarnos, ojalá de manera sincera y al mismo tiempo benigna. Como cuando uno pierde un partido y en lugar de lamentarse tiene la madurez que le permite ver qué errores se cometieron. Al mismo tiempo, sentimos la llegada del año nuevo como una invitación a renovarnos, a mirar hacia adelante con esperanza, como si el futuro realmente existiera. Pero es que existe, en nuestros anhelos y también en nuestros miedos.

Empezar de nuevo es una invitación a soñar, a intentar reinventarnos, a pensar que la vida es algo más que levantarse, comer, trabajar, ver series, redes sociales, esperar el viernes, las vacaciones o pensionarse para disfrutar de la vida como lo merecemos. Mirar hacia adelante, aunque nadie ni nada nos garantice que el próximo minuto estaremos vivos, nos permite tener una sensación de trascendencia, de encontrarle sentido a la vida.

Pienso que empezar de nuevo implica permitirse nuevas oportunidades, pero por sobre todo, tomar decisiones. Y está bien hacer planes, crear estrategias, pero también es necesario, actuar. Tenemos experiencias de sobra con planes que se quedaron en la cabeza, en el papel, en promesas, pero que no pasaron de ahí. Y no es para darse golpes de pecho, ni más faltaba, eso lo hemos hecho todos, es humano. Pero también es humano actuar. Dejar de aplazar eso que queremos hacer realidad.

Qué emocionante es empezar de nuevo; empezar hoy, ahora mismo, desde adentro; ponernos en disposición de hacerlo posible. Sabemos que no todos quieren las mismas cosas. A veces tenemos deseos que no son nuestros, que heredamos o de los que nos apropiamos porque «todo el mundo» debería tenerlos. No sé a ustedes, pero con frecuencia me sucede que no me interesan muchas cosas que los demás desean y me siento rara, como si el hecho de tener deseos que no se parecen a los de la mayoría estuviera mal. Y no creo que sea la única. A veces, allí, dentro de nuestra loca cabeza, tememos ser bichos raros y optamos por ir detrás del rebaño, sin siquiera pensar si queremos ir, porque se supone que así debería ser.

Para mí, VOLVER A EMPEZAR significa darnos a nosotros mismos nuevas oportunidades. No es la vida la que nos da o nos quita cosas, nos brinda esas oportunidades o nos las arrebata. La vida no es una especie de loco titiritero que juega con nosotros en una tarde de aburrimiento. Pienso que la vida es eso que se va tejiendo cada día con nuestros actos, pensamientos, emociones, decisiones, relaciones.

Empezar de nuevo pero…¿empezar qué? ¿para qué? Yo no puedo dar respuesta a esas preguntas, pero sí puedo hacérmelas a mí misma. Y tú, en este nuevo año…¿hay algo en lo que quisieras empezar de nuevo?

Por cincuentanezymas

Mujer, amiga, hermana, madre, educadora, loca, cuerda, trabajadora, vaga, deportista,creativa, independiente, librepensadora,audaz, temerosa. Un ser humano común y corriente, enamorada de la vida.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: