Para la guerra…NADA

Photo by Godson Bright on Pexels.com

Tomé prestado el título de la canción PARA LA GUERRA NADA, de la cantautora colombiana, Marta Gómez. (https://martagomez.com/)

Nos han enseñado mal la historia. Hemos sido aprendices del horror que desaparece pueblos enteros, deja a millones sin hogar y los convierte en nómadas en busca de paz y techo. Nos han enseñado una historia a pedazos, versiones de ella, según quién la vea y la cuente.

Los mercaderes de malas noticias llenan sus bolsillos con nuestro miedo, con ese morbo que nos hace leer una y otra vez las cifras de muertos, de heridos, de bombas; las redes se llenan de fotografías manchadas de sangre y lágrimas que como virus van de mano en mano, sin importar si en ellas hay verdad o mentiras.

Me niego a seguir el juego, me rehúso a llenar mi cabeza y mi corazón de odio. Soplan vientos de guerra, no puedo tapar el sol con mi dedo. Mi país está dividido, los políticos buscan la caída de sus contrincantes en lugar de hablar de propuestas que le digan al pueblo cómo pueden hacer realidad sus bellas promesas. Y en la mitad, estamos nosotros, la gente común y corriente. Y entre todos jugamos a odiarnos, jugamos su juego, peleamos sus guerras, las palabras se vuelven dardos, las mentiras son tan convincentes que parecen verdades y las verdades permanecen ocultas.

En un mundo hiper informado, ya nadie sabe qué es lo que pasa. Las noticias se distorsionan. La realidad no existe, la ficción es la nueva realidad. ¿Cómo escapar de ella? ¿Cómo dejar de jugar a la guerra? ¿Cómo renunciar al odio?

Photo by Aigars Jansons on Pexels.com

Dicen que el odio es una de las máscaras del miedo y que el amor es su opuesto. Yo elijo el amor aunque me tilden de ilusa. ELIJO hacer mi parte en mi pequeño mundo: familia, amigos, trabajo; vivir desde el respeto hacia quien vea el mundo de manera diferente a la mía; buscar la verdad aunque toque escarbar bajo las piedras para encontrarla; mirar a los ojos y dejar de esconder tras egos absurdos mi alma. ELIJO estar informada sin convertirme en adicta a las malas noticias.

Yo ELIJO la vida, que a pesar de todo, siempre se impone: los bosques arrasados renacen, la esperanza logra esquivar las balas y el heroísmo, la belleza y el amor se dan sus mañas para que vida siga su curso. Que nada ni nadie mate el sueño de ese mundo bueno que sí existe, el del abrazo y el respeto, el del arte y el trabajo hecho con ganas. Yo elijo salvarme del odio, recordar que a pesar de todo, tenemos el cielo con sus lunas, crepúsculos y atardeceres. Elijo la risa sin causa, el chiste blanco, la poesía, el juego, la música que pone a bailar mis recuerdos, elijo la paz aunque el mundo a mi alrededor, esté en guerra. Elijo apostarle a la paz, al amor, pero…PARA LA GUERRA…NADA.

Por cincuentanezymas

Mujer, amiga, hermana, madre, educadora, loca, cuerda, trabajadora, vaga, deportista,creativa, independiente, librepensadora,audaz, temerosa. Un ser humano común y corriente, enamorada de la vida.

10 comentarios

  1. Para la guerra nada, tampoco le juego al odio. La paz tan anhelada es el fruto de la justicia. Que Dios nos de un corazón de carne y no de piedra.
    Gracias por tus reflexiones Ana María

    Me gusta

  2. Para la guerra… NADA! Estamos de acuerdo Anita. Aún cuando los rumores de guerra y la guerra nos rodeen, pongamos nuestra FE en Dios. Funciona, porque la PAZ que él nos da, inunda nuestros pensamientos y nuestro corazón 💓.
    Le encargamos a Lilianita & Quique tu libro. Anhelamos leerlo.
    Gracias. Un abrazo Anita ☺️

    Le gusta a 1 persona

Responder a azurea20 Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: