Si no es hoy…¿cuándo?

Los que han tenido algún contacto con procesos de desintoxicación de adictos o alcohólicos conocen esta frase. Millones de personas se han recuperado de sus adicciones y han empezado con la frase: Sólo por hoy. Concentran su energía en estar sobrios sólo por un día: HOY.

Yo creo que este lema podría ser el punto de partida para tantas metas abandonadas a mitad de camino, sueños truncados, propósitos postergados, metas que han muerto antes de dar siquiera, el primer paso.

Cuando empecé a montar bicicleta, un buen amigo me dio un consejo que jamás olvidaré. Estaba subiendo una montaña (una pequeña pendiente, pero yo la veía como el Everest) y me dijo: deja de mirar la cima, concéntrate en cada pedaleo, uno a la vez, respira, pedalea y cuando menos pienses, habrás llegado. Y así sucedió. Tuve que detenerme varias veces a tomar aire, hubo momentos en que las piernas no me respondieron. Y entonces me dio otro consejo: si tienes que parar, lo haces, te recuperas, si es necesario, caminas y luego, te vuelves a subir. Y llegué, tengo una foto que lo atestigua, y un amigo para toda la vida. Si está leyendo este artículo, desde ya le digo, GRACIAS.

Para mí, haber empezado a montar en bicicleta después de los 50, ha sido un reto descomunal. No fui una niña motriz, era del tipo estudiosa y tranquila, amante de los libros, la televisión y siempre andaba escribiendo cosas en mi diario. La única vez que subí un árbol caí de panza, las cosas resbalaban misteriosamente de mi manos (aún lo hacen), me tropezaba con facilidad, corría lento y me cansaba rápido. Si hubiera nacido en estos tiempos, seguramente me habrían mandado a terapia ocupacional. Así que, retomando el tema de la bicicleta, volver a pedalear fue todo un desafío: pasar un policía acostado era el gran logro, bajar las cuestas empedradas me parecía casi suicida y subirlas, misión imposible. Una vez vencidos los miedos, empecé a disfrutarlo.

Un pedaleo a la vez, un día a la vez, ese fue el secreto de que no se convirtiera en una tortura, sino en una pasión.

Enemigos de nuestros buenos propósitos

Procrastinar

Procrastinar: dejar algo para después. ¿Quién no ha procrastinado alguna vez? Mañana empiezo a trotar, mañana empiezo a estudiar inglés, desde mañana, me levantaré temprano a meditar, desde la próxima semana (si…a veces el “mañana” se estira hasta la siguiente semana, año, mes), empezaré a hacer ejercicio. Empezaré…retomaré…dejaré de…

Algundiar

Algundiar (no lo busquen en el diccionario, por favor): dejar las cosas para un día de estos. Si no lo pones en la agenda, no lo harás, fue una frase que me dijo alguien, hace tiempo ya, cuando me escuchó decirle “nos vemos un día de estos”.

No estoy diciendo que nos volvamos “psico-rígidos”. La vida se trata de aprender a fluir, pero también es cierto que dejar las cosas o los proyectos en el aire, hace que el resultado también quede en el aire.

Los reto a mirar hacia atrás y recordar cuándo han cumplido un propósito que dejaron para “un día de estos”. Ojalá fuéramos más honestos con nosotros mismos y dijéramos de una vez por todas: no me interesa, no lo quiero hacer. Pero nos han enseñado a ser políticamente correctos, nos da vergüenza decir NO, y lo comprendo, la presión social es muy fuerte, pero…¿decirnos UN DÍA DE ESTOS, a nosotros mismos, no les parece absurdo?

Esquear

Esquear: Habilidad (muy humana y generalizada), para encontrar excusas. Hay expertos en este deporte. Son los “ESQUEADORES”. Esta palabra la aprendí de una amiga y compañera de trabajo, hace muchos años. Si ella me está leyendo, quiero decirle que jamás olvidé esa expresión y cuando me veo “esqueando”, me acuerdo de ella (y dejo de “esquear”).

Aunque la palabra ESQUEAR no está en el diccionario, sí está en nuestras costumbres. Aquí unos ejemplos:

*¿Por qué llegaste tarde? ES QUE anoche se fue la luz y no pude cargar el celular, así que no sonó el despertador. (Este es un “esqueador” profesional).

*¿Por qué no empezaste la dieta ayer? ES QUE no había hecho mercado y me tocó pedir una hamburguesa con papitas.

*¿Por qué no has vuelto a escribir? ES QUE no he estado inspirada (mi blog me está mirando mal, como quien dice al que le caiga el guante…).

*¿Qué te ha pasado que no te he visto caminando por el parque? ES QUE he tenido un dolor medio raro en un dedo (terrible caminar con el dedo meñique adolorido, sobre todo, si es el de la mano).

*¿Por qué no me has llamado? ES QUE… no he tenido tiempo (a buen entendedor…).

En fin. El punto está claro. SÓLO POR HOY, no buscaré excusas.

Si no es hoy…¿cuándo?

Es cierto que no siempre podemos empezar nuestros propósitos justo ahora. Quizás tenemos compromisos, nos sentimos enfermos, no tenemos las condiciones, no nos hemos matriculado al gimnasio, no hay mercado en la nevera. Yo entiendo que la idea no es volvernos fanáticos. Pero…si no nos agendamos, si siempre encontramos excusas, si dejamos las cosas para mañana, es bastante probable que nuestros propósitos (desde los más sencillos, hasta los más desafiantes), se queden en “veremos”, o se prolonguen tanto en el tiempo, que perdamos el impulso o los olvidemos.

Mi invitación es, a mirarnos, a ser honestos con nosotros mismos, a aprender a decir NO quiero, con convicción, sin buscar excusas, o a decir SI QUIERO y encontrar caminos.

4 comentarios sobre “Si no es hoy…¿cuándo?

Agrega el tuyo

  1. Hola Ana María
    Que sencillo, común y buen artículo; me cae como anillo al dedo, porque esa frase ¡ Sólo por hoy! me es muy familiar, pero sólo hasta cuando acepté que era una adicta al cigarrillo y necesitaba volverla un lema en mi vida, para no esquear y emprender mi.propósito, me dí cuenta que si la frase no es la salvación, por.lo menos , es un sofisma
    de distracción para embolatar a mi cerebro, y pensar que ¡Sí se puede.¡
    A mí me está funcionando ¡ por hoy!,
    Y ya llevo 4 meses en mi propósito, justo ahora e la cuarentena, que pensaba que sería imposible por la situación que estamos viviendo, y con esto corraboro, que todo lo justificamos con excusas:
    Esquear…. Esquear…
    Sólo por hoy, ya no fumo
    Por miedo? por rechazo social?, por mi familia? ,por salud? , ,por mi?-
    Lo más importante: porque quiero.
    Gracias Ana María, por tu artículo, y permitirme compartir, mi gran propósito: SOLO PIR HOY
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Rubiela qué alegría me da leer esto y me siento honrada de que lo compartas conmigo. Te felicito!! Y sabes? No es un sofisma. Tu cerebro registra mucho mejor ese sólo por hoy, que decir, nunca más lo haré. Todo un reto haber logrado eso justo en tiempos de cuarentena

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: